¿Cómo guardar tu vestido de novia hasta la boda?…y más allá

guardar traje de novia hasta la boda

¿Cómo guardar tu vestido de novia hasta la boda?…y más allá

¿Cómo guardar tu vestido de novia hasta la boda?…y más allá 1920 1280 Isabella Malem

Las mejores formas de guardar tu vestido de novia

Muchas novias ya tenían su vestido de novia listo y se han visto obligadas a posponer su boda por la pandemia. Y ahora se preguntan cómo guardar el vestido de novia hasta el ansiado gran día. Otras ya han dado el paso y quieren conservar el vestido nupcial como recuerdo o legado. En esta entrada os vamos a proporcionar algunos consejos para conservar un vestido de novia en las mejores condiciones. Porque una wedding planner ha de estar en todos los detalles y ayudar a los novios a atajar los problemas antes de que surjan.

Déjate aconsejar por quienes mejor lo conocen

Si has optado por un vestido de novia diseñado o retocado por una modista, debes acudir a ella antes que nada. O a al establecimiento en que lo has adquirido. Ellos conocen la calidad de los tejidos y sus cualidades lo suficientemente bien para asesorarte. También podrás pedirle consejo sobre el modo de limpiarlo y, en su caso, plancharlo, una vez terminada la boda. O el tratamiento que debemos darle en la tintorería, en caso si fuera necesario.

Protege tu vestido de la luz y del calor.

El vestido de novia, como muchos alimentos, debe guardarse en un lugar preferentemente fresco y seco. Tanto la temperatura como la luz solar aceleran el proceso de degradación de los tejidos. El mayor peligro para cualquier vestido nupcial es la decoloración o el amarilleo si se trata de vestidos blancos. La humedad y el calor son sus peores enemigos. Si lo protegemos debidamente podemos evitar o ralentizar esos procesos químicos.

Si lo guardamos en un armario en un lugar con condiciones de humedad inapropiadas como un sótano, una buhardilla o un trastero, la degradación será imparable. En Asturias, por ejemplo la humedad es un problema habitual. Por eso aconsejamos guardar el vestido en estancias que no experimenten grandes cambios de temperatura. En casas habitadas todo el año. Y que estén suficientemente caldeadas en invierno, pero sin los excesos de una calefacción central a todo gas.

conservar traje de novia colgado¿Mejor colgado o en dentro de una caja?

Se ha puesto muy de moda conservar los vestidos de novia en cajas especiales destinadas al efecto. Hay firmas que se dedican a ello e incluyen diseños personalizados de la caja o las hacen a mano. Es cierto que el cartón contribuye a combatir la humedad. Y eso sí, los materiales como los papeles empleados en el forro interior de las cajas han de ser preferentemente blancos. Es la manera de evitar que con el tiempo destiñan y puedan afectar al vestido.

Lo mejor es proteger además el traje de novia envolviéndolo en papel de seda libre de ácidos para evitar cualquier interacción con el tejido. El doblado ha de ser cuidadoso. Especialmente en lo que se refiere a la posición de los, cuellos, tules, encajes y pedrerías si las tiene. Hay quien aconseja guardar el vestido dado la vuelta para mayor protección. Unas hojas de lavanda ayudarán a conservarlo y evitar que se impregne de olor a cerrado

La alternativa de colgarlo en una percha, dependerá del diseño del vestido de novia. Es cierto que es así como se almacenan en los guardarropas de las tiendas y modistas. Sin embargo, si cuenta con elementos rígidos como ballenas para el corpiño que puedan incrementar sus peso, no suele ser aconsejable. Especialmente si va estar guardado mucho tiempo. El peso puede hacer que a la larga se deforme.

Por el contrario, si es ligero y cuenta con elementos fácilmente deformables al doblarlo, meterlo en una caja puede no ser la mejor solución. Y puede ser fatal para vestidos con las mangas abullonadas, que como os explicábamos son tendencia en los vestidos de novia de 2021. En estos casos puede ser más recomendable colgarlo de una percha del tamaño y la forma adecuados Siempre en un lugar oscuro y seco, preferentemente en un armario o vestidor, con suficiente espacio a ambos lados.

¿Y qué hay de la funda?

Si optamos por conservar el vestido de novia colgado deberá hacerse dentro de una funda protectora. Es importante que no sea de plástico, pues por su composición química puede decolorarse y afectar al color del vestido. E incluso a su olor. Una funda a base de tejidos naturales transpirables o seda sería muy indicada. Existen fundas para vestidos de novia en el mercado que podéis consultar directamente en algún marketplace como Amazon. Lo importante es que sea transpirable y protectora frente al moho e insectos lo que podéis comprobar en la descripción del producto. A veces estas fundas son traslúcidas, por lo que es muy importante que el lugar donde permanezca colgado el vestido sea oscuro.

¿Y para evitar visitas no deseadas?

Y puesto que el pero enemigo de la ropa puede ser la polilla, se recomienda  usar un antipolilla natural. Existen muchos productos específicos con aroma a ropa limpia, o que utilizan elementos como el aceite de cedro rojo en palillos u otros similares a base de lavanda o menta, para evitar el desagradable olor de la naftalina.

Airéalo cuantas más veces mejor

Finalmente, sea cual sea el método elegido para conservar tu vestido de novia, airearlo de vez en cuando es lo ideal. En primer lugar evitaremos las deformaciones de los tejidos ya sea por estar doblado y guardado en una caja o colgado de una percha. Ayudaremos a deshacernos de la humedad y de los ácaros. Y también de los olores propios de la falta de ventilación. Hay que tener cuidado de no exponerlo directamente a la luz solar intensa, para que no amarillee. Aunque sea poco rato. Y de no hacerlo en lugares donde pueda haber polvo en suspensión o donde el aire pueda transportar otro tipo de partículas como polvo u hollines, aunque no sean visible.

Si has tenido que aplazar tu boda a 2021 cuando ya habías dado el paso de comprar el vestido de novia, conservarlo en buen estado no es imposible. Siguiendo estos consejos podrás mantenerlo guardado y listo para el día de la ceremonia en perfecto estado de revista. Y casarte como si nada hubiera sucedido. O casi.

Si eres de los afortunados que quieren casarse en 2021, no te duermas en los laureles. Desde Isabella Mallem os animamos a preparar una boda con todo el glamour que se merece, una vez dejado atrás el mal sueño de la pandemia. Desde mi experiencia como organizadora de bodas en Asturias y en Touluse, Francia, las cancelaciones se están empezando a convertir en nuevas reservas. Sólo puedo adelantaros que como wedding planner en Asturias se prevé una avalancha para el próximo año y el que viene. Así que para casarse en Asturias en 2021 o 2022 os aconsejo no dormiros en los laureles.